Mujeres y madres, grandes consumidoras y amantes de la tecnología móvil

Las madres refuerzan su liderazgo como principales consumidoras.

Las madres constituyen el nicho de mercado que ha integrado con mayor rapidez los dispositivos móviles en su día a día.

Las madres son indiscutiblemente grandes consumidoras. Se estima que solo en Estados Unidos manejan un volumen de 7 billones de dólares. Su poder adquisitivo es tal que representan el 60% de la riqueza del país.

Las mujeres con hijos son el sector de la población de mayor relevancia para las empresas. Un segmento compuesto por 85 millones de personas con total autonomía para contratar servicios y productos por un valor de 2,4 billones de dólares.

El 85% de las mujeres es la responsable de gran parte de las compras de su hogar. Conviene tener en cuenta que las decisiones de compra este nicho de mercado no se centran en los productos exclusivamente domésticos, o relacionados con su bienestar y el de su familia, sino que las mujeres toman gran parte de las decisiones de compra, lo que incluye sectores tan importantes como la automación.

Las mujeres representan asimismo a una importante proporción de los consumidores online de la generación millennial, los principales compradores de internet. El 20% de estos clientes es mujer con una edad comprendida entre los 25 y 54 años.

Las féminas se definen a su vez como grandes amantes de la tecnología. Las madres constituyen el nicho de mercado que ha integrado con mayor rapidez los dispositivos móviles en su día a día. El 87% de las madres dispone de un smartphone; la mitad de ellas (46%) incluso se considera como adicta a él. Una adopción que les ha llevado a utilizar este dispositivo como vía para formalizar sus compras de forma rápida y efectiva. Así, en 2013 el volumen de compras realizadas a través de estos terminales inteligentes se estima en 12 mil millones de dólares; una cifra que está previsto que en 2017 alcance los 31 mil millones.

El 58% de las mamás prefiere comprar a través de su dispositivo móviles. 7 de cada 10 lo elige sin dudar, antes que una tableta o el ordenador de siempre. Por tanto, no es de extrañar que no se separen de él ni a sol ni a sombra. El 90% de ellas afirma que lo tiene siempre a mano, mientras va de compras, ve la televisión, conduce o está en la cocina. Ello le permite realizar sus actividades favoritas, esto es, consultar su mail (91%), buscar en internet (88%), comprar (63%), o planificar sus vacaciones o escapadas de viaje (28%).

Esta afición de las madres por los móviles también se reflejaba en diciembre en la encuesta “Millenial Moms & Media”, publicada por Meredith, donde se indicaba que el 91% de las madres nacidas esntre 1977 y 1994 cuenta con un dispositivo móvil, bien sea smartphone o tableta. Lo que les ha llevado a integrar estos dispositivos en su actividad diaria, generalizando su uso a la hora de comunicarse, fomentar sus relaciones sociales y consumir contenido. En esta ocasión Meredith también destacaba la influencia de las redes sociales y las recomendaciones sobre las decisiones de compra, indicando cómo el 64% de las madres millennials recurre a Facebook para compartir sus experiencias negativas, mientras que el 61% de estás mamás tiene muy en cuenta dichas recomendaciones a la hora de comprar.

Decididamente, los dispositivos móviles han venido para facilitar a las madres sus labores diarias de búsqueda de información y facilitar las decisiones de compra y el propio hecho de materializar sus compras.

Fuente: Puro Marketing